RESERVADO Esta sección que se encuentra en construcción
CHEF
Jovén de corazón pero viejo de espíritu Rodrigo Diaz ha puesto sobre la mesa una alternativa gastronómica que se parece a él. Viajero entre España y Colombia desde su infancia estuvo expuesto a experiencias diversas y enriquecedoras; con lo artesanal, en la ladrillera de su padre donde aprendio que el fuego transforma; y la pasión por conocer usos y lugares heredado de su madre, que el agua es siempre un camino.

Rodrigo Diaz, se nutre de información para proponernos hoy su propia versión de los hechos a través de la cocina, porque a pesar de haber sido muy bueno en matemáticas y física, ha sido a través del gusto y el olfato que ha proyectado su espíritu creador.

Barranquillero y hombre Caribe por excelencia es el encuentro de la sencilla elegancia de los viejos con el encanto siempre jóven de la inteligencia en permanente busqueda. Rodrigo como su Celler, es cálido, abierto y sereno, encuentra en la cocina el laboratorio de física, el cuarto de música y el taller del pintor donde matiza su experiencia y construye su vanguardia, dandole a su voz tono de autor, para llamar al cilantro por su color y ponerle sabor.Platano, yuca, suero, ñame y queso manchego, jamón Serrano y pimientos del piquillo, encuentran en su cocina una reinterpretación unas veces crocante, otras picante pero siempre memorable.

DISTINCIONES